Inicio Blog Como vivir el marathon de Madrid
Error
  • Error al cargar los datos feed.

Como vivir el marathon de Madrid

No pudo ser pero me voy contento a por el próximo reto, 26S en Berli.

En Madrid quería estar en los 3:30 pero no pudo ser, al final un 3:45 que me dejo una buena sensación porque con las continuas subidas y bajadas y correr bajo 30 grados es para salir contento.

ramon madrid

El reto 25A comienza el viernes en la tarde con el viaje a Madrid, fue corto y tranquilo, llegamos temprano y recogemos temprano para descansar ya que el sábado se presentaba un día muy largo. Efectivamente el sabado tocaba excursión por Madrid y recogida de dorsales, y como no podía ser de otra forma en lugar de tener un día relajado y descansado pues había que pasar todo el día de pie, caminando y bajo un sol de justicia, en fin, no podía ser de otra forma porque sino no tendría emoción, eso sí a dormir muy temprano ya que el domingo había que madrugar un poquito. El domingo había que levantarse a las 6:30 (en Madrid tampoco empezaba tan temprano la carrera, a las 9:00), pero logicamente los nervios y la inquietud por empezar a correr me hicieron despertar a las 4:30 y después ya fue algo dificil volver a dormir, una ducha para despertar bien y algo ligero para desayunar, unas barritas de cereales y liquido, todo lo que pude. A las 7:30 saliamos en dirección a la Plaza de la Cibeles, donde estaba el punto de encuentro y el guardarropa, llegamos temprano porque no habían cortado el tráfico y no había practicamente gente en la calle, solo el resto de corredores que venian a la marathon.

Dejamos las cosas y listos para empezar a correr, no se veía mucha gente, pero se notaba el ambientillo de carrera y según pasaron los minutos se empezó a llenar de gente el Paseo de Recoletos, entre Cibeles y Colón, y a 15 minutos para las 9:00 estaba la calle a reventar, impresionante ambiente. Y por fin dieron las 9:00 y con ellas empezó mi 2ª marathon, mucho mas compleja y dificil que la de New York en noviembre por el recorrido y además porque hizo un día de calor horrible con 17 grados a las 9 de la mañana en la Plaza de Colón y terminamos en el retiro con 29 graditos de nada en las inmediaciones de la 1 de la tarde, en fin un paseo de nada al sol. Empezamos la carrera tranquilos previendo ya una carrera dificil por el calor, así que decidí tomarlo con un poco mas de calma de la prevista y empecé subiendo la Castellana desde la plaza de Colón muy tranquilamente pasando el primer kilometro en 5' y 48" y casi sin enterarme ya estaba camino del Santiago Bernabeu y disfrutando de poder correr por el Paseo de la Castellana y disfrutar de las vistas sin el agobio del trafico diario, incluida para técnica con otros muchos corredores en uno de los jardines de la Castellana, y ya en el Bernabeu se divide la carrera de 10K y 42K y nosotros seguimos subiendo camino de la Plaza de Castilla y llegar a Puerta Europa, donde justo antes de las Torres Kio nos vamos para abajo en busca de la Estación de Chamartín, primera bajadita que se agradeció mucho, de momento seguia bastante tranquilo, ya en tiempos medios de 5' y 10". De ahí nos fuimos para Principe de Vergara y Velazquez, aunque en a la altura del Km 12 ya no disfrutaba de subir bajando o de bajar subiendo, las piernas y el calor empezaban a hacer algo de daño pero seguiamos con buen paso camino de los primeros 21k y con tiempos que hacían pensar en los 3:30. Después de pasar por Francisco Silvela y cruzar la Castellana nos encaminamos a la Puerta del Sol, aquí el recorrido se vuelve mucho mas complicado, no paramos de subir y bajar, y algunas calles mas estrechas y en el km 14 tropiezo con una acera y me doblo literalmente el tobillo derecho, una tercera parada y un dolor horrible, pero ya sabemos que el reflex lo cura todo y bueno con mucho dolor y con bastante esfuerzo sigo corriendo camino de la calle Fuencarral donde encontramos mucha gente y se me va quitando poco a poco el dolor del tobillo por unos amables dolores musculares en los gemelos y el biceps femoral de la pierna derecha, pero daba igual llegamos a Puerta del Sol y la gente animando y gritando hacen que sigas corriendo. Después del paseo por el centro histórico de la ciudad, con el Palacio Real incluido nos dirigimos a la calle Ferraz para terminar la primera media marathón con una simpatica subidita que me dejó destrozado. De ahí nos encaminamos a la parte mas dura de la marathon, con la bajada a la casa de campo y unos 8km por el Lago y algunas de las zonas de la casa de campo que con el calor que había y la falta de sombra se hicieron matadores e interminables. En el km 33 cuando salimos de esta parte baja de la ciudad con otra simpatica subidita ya estaba roto y con ganas de abandonar, el calor me iba consumiendo y las piernas ya dolían mucho mas de lo que mi cerebro podía soportar, era el momento de ponerle ganas, motivación, entusiasmo y de pensar que después de 4 meses de intenso trabajo para ese día no se podía terminar a falta de 10km para cumplir el reto, así que intente no pensar y correr lo mejor que pude y así fueron cayendo los km hasta llegar al Km 39 donde ya se habían quedado atrás los 4'45" de los km anteriores y mis tiempos subian a tiempos medios de 5'30", todavía había alguna posibilidad de llegar por debajo de los 3:40', pero aquí fue donde definitivamente me rompí. LLegamos a la Estación de Atocha donde ibamos bajando aunque yo pensaba que subiamos porque las piernas estaban ya muy castigadas, y cuando giramos a la izquierda para mirar al Parque del Retiro me di cuenta de que bajabamos y que la subida la tenía enfrente para llegar al km40, ahí me rompí, fueron unos 600 metros interminables y que hicieron que no pudiera continuar a ritmo de 3:40, al llegar arriba se me subio el gemelo derecho y me dió un tirón en el biceps femoral derecho, un desastre, pero había que seguir, así que estiré como buenamente pude y seguí corriendo sin problemas. Los últimos 3 km fueron interminables y ya con tiempos malos o muy malos, por encima de los 6' km, hasta que llegue al km41 y con el giramos a la derecha para entrar en el Parque del Retiro, ya podía ver la meta, como siempre se te olvida todo lo malo, los dolores musculares, el tobillo, el cansancio, todo se te olvida excepto que llevas corriendo 3:45:36 y que quieres correr otro marathon, así que nos vemos en Berlín el 26 de septiembre.


Like this? Tweet it to your followers!

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
- | +

busy