Inicio Blog Cómo correr 5 kilómetros – José Manuel Abascal, medallista olímpico en 1.500 m.
Error
  • Error al cargar los datos feed.

Cómo correr 5 kilómetros – José Manuel Abascal, medallista olímpico en 1.500 m.

El próximo domingo, día 26/10/2014, el centro de Santander se convertirá en una enorme pista de atletismo. Cerca de un millar de atletas se han inscrito ya para participar en la tercera edición de la Carrera Popular de EL DIARIO MONTAÑÉS.

La carrera de cinco kilómetros implica un nivel de exigencia recomendable para aquellas personas entrenadas o familiarizadas con la práctica deportiva, o al menos que estén acostumbradas a salir a correr. Una de las claves en estos casos es no cebarse nunca con el ritmo de los atletas profesionales, puesto que un paso excesivo en la primera fase de la competición puede llevar a un agotamiento prematuro.

5kmAsí, el primer kilómetro se debe completar a un ritmo tranquilo, como explica un experto en el medio fondo como José Manuel Abascal. «Correré sin dejarme llevar por la euforia. Con tranquilidad, sin presión ni agobios y con tiempos incluso por encima de mi objetivo final». En palabras del preparador, «el siguiente kilometro debe ser de contención, ya que tenemos por el medio la Cuesta del Gas. A ritmo crucero y sin desgaste aparente». Es decir, será necesario incrementar progresivamente el ritmo pero dosificando ante la dificultad orográfica y los tres kilómetros que aún restan por completarse.

«El tercer kilometro es el tramo más complicado -explica Abascal-. La fatiga empieza a acentuarse y además es el punto más alejado del recorrido». Este tramo marca también una frontera psicológica al superarse el ecuador de la competición: «Mantendré la calma y procurare que no me afecte», aconseja el medallista olímpico.

El cuarto kilómetro puede resultar el más complicado ante el cansancio acumulado y el progresivo aumento de ritmo que llevarán a cabo los atletas más preparados. Los populares deben tener claro que en caso de que las sensaciones no sean buenas, lo mejor es bajar el ritmo o incluso, si es necesario, andar durante unos metros.

En este caso, Abascal incide en la importancia de la psicología una vez alcanzado este umbral: «El cuarto kilometro lo encararé con valentía, lucha y puro esfuerzo. La fatiga empieza hacerse notar cada vez más, pero con garra y capacidad de superación la venceré». En otras palabras, llegados a este punto es necesario demostrar cierta capacidad de sufrimiento, pero sin llevar nunca el cuerpo al límite.

También exigente por el cansancio acumulado pero más llevadero desde el punto de vista mental será el último kilómetro: «El público te lleva en volandas», explica el experimentado técnico, que apela a este factor de motivación para superar el último escollo antes de completar la competición.


Like this? Tweet it to your followers!

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
- | +

busy